Este film está basado en la novela del mismo nombre escrita por el periodista alemán Timur Vermes que mezcla la crítica social y la comedia. Es una película protagonizada por Hitler que tiene como trasfondo criticar el auge de las ideas fascistas en la sociedad europea actual.

La película nos traslada a 2014 en medio de un parque alemán donde aparece Hitler, el de verdad, con su uniforme y su bigote recién salido del Füherhbunker. A partir de ahí Hitler se va moviendo por la Alemania del siglo XXI, diciendo sus cosas nazis. Tiene la suerte de que le encuentre un periodista que cree que es un cómico, este decide que el Füher viaje por Alemania entrevistando a la gente y preguntándole por sus problemas. Lo curioso es cómo mucha gente coincide con los argumentos e ideas de Hitler: echan la culpa a los extranjeros, critican a los políticos actuales y a la falta de representación de la democracia. Este programa que están haciendo llama la atención de una cadena privada de televisión que decide contratar a Hitler, todo el mundo cree que es un cómico aunque él insiste en que realmente es Hitler. Su programa es el más exitoso de la cadena y comienzan a darle más protagonismo, con lo que tenemos un programa que exalta las ideas fascista en horario de prime time alemán pese a las muchas críticas que recibe. El dinero se impone y hace que los directivos de la cadena no sean conscientes de las salvajadas que tienen lugar en su cadena.

 

Er ist wieder da (Ha vuelto) es una película que mezcla la narrativa con el falso documental. Esto hace que, aunque sea una película de ficción, muchas veces nos dé esa noción de realidad y de verosimilitud tan propia del documental. Llama la atención que una escena en la que Hitler se pone a pintar retratos de la gente en la calle fue rodada en la calle y todas las personas, así como sus reacciones, son reales.

Esta película que se supone que aparte de ser crítica es una comedia, pero personalmente a mí no me lo ha resultado,  a pesar de que hay escenas puntuales que sí pueden considerarse comedia, por ejemplo cuando Hitler decide que el único partido que vale la pena en la actualidad son Los Verdes. La gracia de la película se supone que está en las situaciones estrambóticas que vive Hitler en el siglo XXI, como ir a una lavandería pakistaní, o en las reacciones de la gente cuando le ve, pero al tener el toque de falso documental hace que lo veas todo de modo más serio, es decir, por mucho que el hombre se esté riendo porque Hitler va con un jersey a rayas, ese mismo hombre está de acuerdo con las ideas xenófobas que le propone Hitler.

Resultado de imagen de he vuelto pelicula
Ha vuelto (2015)

La mejor parte de la película es la crítica tanto al modelo de televisión actual como a las políticas de ultraderecha que se extienden por Europa. Nos muestra a la televisión actual en toda su decadencia, un “todo vale” por la audiencia, donde el dinero gana y, si tienes que poner a Hitler en horario infantil, lo pones.

Esta comedia satírica podría haber sido de mayor nivel, la comedia se queda a medias salvo en escenas puntuales, la crítica que en un principio parece mordaz se limita a mostrar la decadencia de la televisión privada… Una película que podría ser una gran crítica al sistema actual se convierte en una comedia alemana más.

Anuncios