Xudit Casas, nacida en Orense en 1983, está especializada en Marketing audiovisual, es periodista y editora pero, sobre todo, es directora de cine. El trabajo de esta artista se ha llevado el reconocimiento de varios premios audiovisuales: entre ellos destacan el Silver Remi en el Houston International Film Festival en 2009 y la Mención Especial del Jurado en el Festival of Nations de Austria en ese mismo año por su cortometraje Sobre a Morte do Bieito, y la segunda posición en el Premio del Público del Festival Internacional de Cine Independiente de Elche en 2012 por Tercera Oportunidad. Además, es la autora del blog La Directora de Cine, en el que escribe artículos relacionados con el mundo audiovisual, experiencias como artista cinematográfica y donde entrevista con agallas a personajes reconocidos del cine.

Su currículum es de tal extensión que necesitaríamos una trilogía de entradas en esta revista (por lo menos) para completarlo. Sin embargo, en Angry Inch Magazine hemos seleccionado las cuestiones que más caracterizan y diferencian a la directora gallega. Así que, por favor, desconecten sus teléfonos móviles, acomódense en la butaca y disfruten del artículo: Xudit Casas en Angry Inch Magazine. Luces, cámara y acción…

ANGRY INCH MAGAZINE: Desde muy joven, tus estudios se orientaron al mundo del arte y del cine, ¿de dónde dirías que viene esta pasión por la cultura y la tradición audiovisual?

XUDIT CASAS: De un conjunto de factores. Me gustaba mucho el teatro, descubrí en el instituto el mundo del cine y mi familia tenía una cámara de vídeo que pronto empecé a utilizar. Me enamoré. O me obsesioné. No lo sé. Mi vida se volcó en ello. Empecé a leer ensayos sobre cine, a ver películas y cortometrajes, a analizar cada plano que salía en la televisión, a experimentar y rodar con la cámara, a intentar irme con dieciséis años a hacer un ciclo formativo de imagen y sonido a A Coruña, etc. Mi familia no me cortó las alas en ningún momento y me ha apoyado siempre. Menos en lo de irme a  A Coruña, que no coló (risas). Tuve que esperar ansiosa hasta conseguir una plaza en una universidad y continuar formándome.

AIM: En el felpudo de bienvenida de tu blog La Directora de Cine, te describes como cineasta y videoartista, ¿qué diferencias hay entre estos dos conceptos?

XC: Me considero una artesana audiovisual, pero quiero obligarme a definirme con estos otros conceptos. Primero, por valorarme y no tener miedo a decir algo que soy. Hay que desmitificar al y a la artista y sus poderes fantasiosos de antaño (las musas y la inspiración divina) y, por otro lado, aceptar la profesionalidad y visibilidad de las mujeres. Me ha costado mucho autodenominarme directora de cine, por eso el nombre del blog: para insistir por si no me quedaba claro. Las diferencias de estos conceptos aplicados en mi persona no son muchos, son totalmente compatibles, mi lenguaje es el audiovisual y me gusta experimentar y romper ciertas reglas. También podría ser cine de autor. ¿O se diría de autora? (Risas)

Ahora bien, la diferencia entre cine y videoarte sí existe y es muy clara. En Internet hay muchos recursos para distinguir ambas disciplinas. De todas formas, hablando coloquialmente, me gusta decir que el videoarte es al cine lo que la poesía a la literatura.

AIM: Toda artista tiene unos referentes estéticos que le influyen y acompañan en la creación de su obra, ¿cuáles son los tuyos a la hora de elaborar un cortometraje o un videoarte?

XC: La estética es un tema complicado para abarcar en una entrevista. Mis referentes iniciales se basan en los movimientos de Vanguardias y los estudios de los rusos a principios del siglo pasado. Por otro lado, busco la belleza en el plano y no lo puedo evitar, me gusta que la composición sea atrayente visualmente. La curiosidad es la que me motiva así que las ideas pueden surgir de planteamientos muy dispares. La base de mi trabajo es reflexionar sobre convenciones sociales y cuestionarlas. Al final, como cualquier arte, la provocación -en el buen sentido de la palabra- es parte inherente a mi obra.

AIM: La mujer es un tema muy presente en tu obra, ¿a qué se debe tu interés por la reivindicación del papel de la mujer en la sociedad?

XC: Muchas de mis creaciones no reivindican en primer plano esta cuestión. Sí que intento mostrar cada vez más igualdad en ellas, pero quiero tener la libertad de tratar cualquier tema o género que se me antoje o me motive. Mi cine cuestiona aquellas convenciones sociales que nos afectan y nos perjudican a todas las personas de una u otra forma. La igualdad es una reivindicación presente en mi vida diaria y de alguna forma se traslada a mis trabajos en mayor o menor medida. Me siento afortunada porque, tanto yo misma como las personas de mi entorno más cercano, trabajamos y nos esforzamos para eliminar las barreras sexistas que existen y vamos mejorando nuestras vidas y nuestra forma de relacionarnos.

AIM: Las mujeres que producen cine están muy invisibilizadas y a la sombra de los hombres. Por lo general tenéis más dificultades a la hora de ascender en vuestra carrera profesional y sufrís discriminaciones en el día a día. El nombre de Xudit Casas aparece junto al de otras 58 mujeres en el libro 59 Directoras de Cortometrajes, de Miguel Ángel Escudero, así que quién mejor que tú para recomendarnos a otras profesionales del cine en nuestro país.

XC: Hasta que fui consciente, apenas conocía a algunas directoras, como Ferreira, Riefenstahl, Miró, Gutiérrez, Coixet o Bollaín. Seguro que podría nombrar a más directoras que una persona que no fuese una apasionada del arte cinematográfico, pero han sido poquísimas en comparación a los directores que he conocido tanto en la teoría como en la práctica. Hace un tiempo me propuse esforzarme en conocer más directoras, ya sea virtual o presencialmente y ver más cine dirigido por compañeras. Digo esforzarme porque, debido a nuestras circunstancias y dificultades añadidas por el simple hecho de ser mujeres, tenemos menos tiempo para dedicarnos a nosotras mismas como personas y como colectivo. Sin embargo, con un poco de interés va fluyendo todo poco a poco gracias a Internet y a las redes sociales. Podría nombrar a muchas más directoras o profesionales de antes y de ahora, como Alice Guy, Germaine Dulac, Floria Sigismondi, Nely Reguera, Andrea Casaseca, Rosa Márquez, Estefanía Cortés, Paula Ortiz, Olga Osorio, Rebeca Sánchez López, Diana Toucedo, Manané Rodríguez, María Ripoll, Erika Lust, etc. Además, también me he asociado recientemente a CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales) y a CREA (Asociación galega de profesionais da Dirección e a Realización) con lo que espero conocer y compartir esta pasión con más personas afines.

AIM: Por último, ¿nos puedes adelantar algo sobre los trabajos que te traes entre manos o sobre algún proyecto que tengas en mente?

XC: Estamos trabajando en Amar en Libertad, un documental sobre poliamor y relaciones alternativas y una nueva entrega de la serie de vídeos Relax & Siesta. Aparte, siempre se tienen varias ideas en la cabeza, una de ellas trata un tema tan controvertido que me da miedo y, espero que con el tiempo, saque el coraje necesario para llevarlo a cabo. También estoy trabajando en un nuevo cortometraje de ficción y en un videoclip. Sin prisa pero sin pausa.

Xudit Casas por Arantxa Clerencia
Xudit Casas (Foto de Arantxa Clerencia)
Anuncios