Este 23 de Abril se celebran en Francia las elecciones para elegir al Presidente de la República. Los resultados de estas elecciones son impredecibles pero lo que está claro es que cambiarán la política francesa, gane Mélechon, gane Macron o gane Le Pen. Esta  dificultad para preveer el resultado se debe a la convulsa y tensa situación que se vive en Francia con el aumento de la xenofobia, la violencia policial, la precariedad económica, los atentados terroristas, el auge de la extrema derecha y el miedo a un futuro incierto, todo ello ha provocado que se me venga a la mente la película La Haine (El odio).

El odio es una película francesa de 1995 dirigida por Mathiue Kassovitz. Este film narra un día en la vida de tres amigos, Vinz, Saïd y Hubert (un judío, una árabe y un boxeador negro, respectivamente), que viven en los suburbios de una ciudad francesa. El argumento de la película gira entorno a los disturbios y la tensión que genera la excesiva violencia policial que ha provocado que un árabe este en coma en el hospital. A lo largo de la película vemos distintas escenas que nos muestran cómo es la vida de los jóvenes de los suburbios que tienen que enfrentarse al paro, las drogas y la violencia.

Esta película rodada en blanco y negro cuenta con la magnífica interpretación de un joven Vincent Cassel y de Said Taghmaoui. Los fluidos movimientos de cámara, los encuadres originales y la ruptura de la cuarta pared en numerosas ocasiones y el excelente guion hacen de esta película una obra maestra.

Esta película es un contraste de emociones, te muestra a una sociedad maltratada y oprimida que lucha contra la violencia con ira. El odio hacia la policía nace del odio hacia un sistema que les impide crecer, todos se ven envueltos en situaciones conflictivas porque las ven como la única manera de hacerse respetar, han vivido en un entorno en el que tienen que robar para comer y en el que son castigados por ello, su única manera de responder es con más violencia. Sin embargo, mientras muchos ven la violencia como la única salida otros la ven con reticencia porque han vivido en sus propias carnes que no sirve para, pues genera más dolor y mas odio. Este film retrata de forma cruda la vida de los marginados de la sociedad, de los que no tienen trabajo ni dinero para vivir holgadamente y que el sistema olvida, ellos tienen que salir adelante como pueden, sean con las drogas, bailando o trabajando de lo que pueden. Vivir en esta situación provoca que muchos vean el mundo con un lugar sin contrastes, un lugar de buenos y malos donde el que no es tu amigo es tu enemigo.

La Haine (1995)

Es preocupante ver cómo esta película dramática de los años 90 sigue siendo un retrato de la sociedad francesa, que ha cambiado a Le Pen padre por Le Pen hija pero que mantiene la esencia de la xenofobia.  Además hace poco hubo otro caso de violencia policial como el que trata la película en los suburbios de París.  (puedes ver la noticia aquí)

Esta película muestra el horror y el odio que esconde una parte de la sociedad francesa, un odio que nace del abuso por parte de los que tienen el poder, un odio que distorsiona todo, un odio nacido de vivir en un infierno sin salida donde lo único que vale la pena son tus amigos, tu familia y la gente que te apoya.

-No te enseñaron en la escuela que el odio llama al odio.

– Yo no fui a la escuela, aprendí en la calle que si pones la otra mejilla te dan por culo.

La Haine (1995)

Anuncios