Con I, Daniel Blake  Ken Loach se ha vuelto a alzar con la Palma de Oro del Festival de Cannes después de ganarla en 2006 con El viento que agita la cebada, imponente película acerca de la guerra de independencia de Irlanda en 1919. La película de Ken Loach también se ha alzado con el Premio del público en el Festival de San Sebastián, el premio César a mejor película extranjera o el premio David di Donatello a mejor film de la Unión Europea.

En I Daniel Blake Ken Loach recurre una vez más a la crítica social para traernos una conmovedora historia. Daniel Blake es un carpintero viudo que ha tenido que abandonar su trabajo tras 40 años por problemas en el corazón, sin embargo, en la rueda de reconocimiento médico para que le concedan una subsidio los médicos le dicen que no cumple los requisitos para que el estado le otorgue una ayuda económica por discapacidad. Por ello Daniel Blake tiene que ponerse a buscar trabajo a través de una oficina de empleo para conseguir el subsidio por desempleado mientras espera a la apelación para ver si puede conseguir su ayuda por discapacidad. Daniel se tendrá que enfrentar a un sistema excesivamente burocratizado que busca minar las esperanzas de los parados. Es en la oficina de empleo donde Daniel conoce a Katie, una madre soltera con dos hijos que se encuentra en una posición precaria por no conseguir trabajo y ser nueva en la ciudad. A lo largo de la película veremos cómo Katie y Daniel se ayudan el uno al otro y tratan de superar los obstáculos que les pone el estado para conseguir el subsidio que necesitan para sobrevivir.

Esta película dramática nos muestra la degradación del estado de bienestar que han producido las políticas de austeridad que se han llevado a cabo durante estos años de crisis. Ken Loach vuelve a hacer una dura crítica al Estado británico esta vez centrándose en las últimas reformas llevadas a cabo por David Cameron que han dificultado aún más la vida de la clase trabajadora y de los colectivos más desfavorecidos. I, Daniel Blake nos muestra cómo el Estado hace que un hombre que no puede trabajar por motivos de salud, un hombre que se ha pasado cuarenta años trabajando para pagar un alquiler y mantener a su familia se ve en una situación límite: no puede trabajar y no puede aceptar ningún trabajo mientras espera a la apelación. Lo único que puede hacer es buscar trabajo de forma online para que la oficina de empleo vea que lo busca y siga adelante la tramitación de la apelación de su subsidio. Todo ello sin olvidar a Katie, una madre que lucha día a día para dar de comer a sus hijos aunque para eso ella tenga que morirse de hambre.

Dave Johns como Daniel Blake y Hayley Squires como Katie

Esta película trata de mostrarnos la lucha que llevan a cabo muchas personas todos los días, personas que tienen que lindar contra el sistema que les debería proteger y ayudar: I, Daniel Blake nos hará replantearnos el sistema en el que vivimos. Aunque a veces pueda parecer una película lenta, este drama lo único que hace es trasladar una situación social, real y dolorosa a la pantalla de cine con el objetivo de que el público se conmueva y empatice al ver las dificultades por las que pasan muchas personas en la actualidad. Esta película intenta inculcarnos que somos algo más que un número de la seguridad social o un parado más, detrás de cada persona hay una historia y unas emociones que nos convierten en seres humanos y nos separan de las maquinas.

PSD: vedla en versión original, el doblaje a castellano no es el adecuado.

Anuncios