Lloré con Pride: Orgullo, homosexuales y mineros combatiendo a Tatcher juntos… escuchamos en la letra de una canción de un grupo español de música. Y es que quien no se haya conmovido con la película Pride no tiene nada dentro. Esta tragicomedia estrenada en el Festival de Cine de Cannes en 2014 y dirigida por el británico Matthew Warchus y con el magnífico guion de Stephen Beresford, narra cómo el movimiento de gays y lesbianas de Reino Unido recauda dinero para la huelga del Sindicato Nacional de Mineros. Pride es la historia de la unión de dos colectivos prácticamente opuestos pero con un objetivo común: protestar contra las políticas de la Primera Ministra inglesa Margaret Tatcher.

Quizá lo más emocionante del film es que el argumento de la película está basado en una historia real, en uno de los conflictos británicos más relevantes del siglo XX. El 6 de marzo de 1984 los mineros británicos salieron a la calle tras las reformas laborales de ese mismo año y de 1980 del Partido Conservador de Margaret Tatcher, las cuales pretendían limitar la fuerza de los sindicatos con sus políticas de derecha radical. La huelga minera supuso un duelo entre el pueblo y el poder que duró un año. El Sindicato Nacional de Mineros demostró su fuerza, como ya lo había hecho durante las manifestaciones mineras de  1974, en numerosos territorios del país, entre los que destaca el sur de Gales con un 99% de los mineros en huelga. Es aquí donde Stephen Beresford situa la trama de Pride.

250px-miners_strike_rally_london_1984.jpg
Manifestación durante la huelga de mineros (Inglaterra, 1984)

El colectivo minero no era el único perjudicado por las políticas de Margaret Tatcher. En 1980, los derechos LGTBI sufrieron un retroceso de los pocos pasos que había dado hasta la fecha: un libro que se encontraba disponible en las bibliotecas públicas fue acusado de fomentar la homosexualidad entre las y los adolescentes. Esto desencadenó protestas y manifestaciones en el país inglés que no fueron escuchadas, ya que años después, en 1988, se aprobaba una ley que prohibía el “fomento intencionado de la homosexualidad”, dicha norma jurídica de gran ambigüedad, obligó ante la duda a la disolución de varios colectivos y asociaciones LGTBI. A pesar de que Reino Unido sea uno de los países supuestamente  más tolerantes y abiertos en lo que a este colectivo se refiere, no fue hasta 2002 cuando se aprobó laley que permitía adoptar por parte de personas homosexuales ni hasta hace apenas trece años, en 2004, cuando se reconoció la unión civil de parejas LGTBI. Sin embargo, a día de hoy se siguen dando agresiones en las calles británicas a personas por motivo de su identidad u orientación sexual.

lgsm
Colectivo Lesbians and Gays Support the Miners (Lesbianas y Gays Apoñan a los mineros) (Inglaterra, 1984)

Así pues, Matthew Warchus y Stephen Beresford nos muestran en la gran pantalla el trabajo codo a codo de ambos grupos; recordamos: homosexuales y mineros combatiendo a Tatcher juntos… Algunos de los actores y actrices que dan vida al histórico colectivo Lesbianas y Gays Apoyan a los Mineros son Ben Schetzer, el jovencísimo George Mackay (conocido por su papel de Curly en Peter Pan), la talentosa Faye Marsay, quien actualmente trabaja en Juego de Tronos representando a la niña abandonada, o Dominic West. Entre los mineros y las ciudadanas de Gales del sur tenemos a veteranos como Bill Nighy, Imelda Stauton o Paddy Considine.

Pride también nos emociona porque es la representación de una gran victoria para el pueblo: aparece en la película Sian James, la primera mujer miembro del Parlamento de Swanse del Este, o los comienzos de la búsqueda de la cura para VIH o el fortalecimiento de la lucha sindical en Reino Unido, luchando desde entonces por derechos civiles y causas sociales.

Anuncios