“Dejad que vean lo que han hecho” dijo Jackie Kennedy cuando le preguntaron si quería limpiar el  icónico traje rosa que llevó el día que asesinaron a su marido. Esta prenda es uno de los símbolos que potencia el director Pablo Larín en Jackie, una producción chileno-americana traída a España a mediados de este pasado mes de febrero. A través de una entrevista para la revista Time, la narración de la trama queda bifurcada en dos acontecimientos clave en la vida de Jackie: el atentado contra John Fitzgerald Kennedy y un programa de televisión en el que la primera dama mostraba al público la Casa Blanca. A raíz de esto, el film muestra con un halo de misterio pero también de inteligencia y determinación, la personalidad de una mujer tan extraordinaria como fue Jackie Kennedy Onassis. La película dibuja su figura mediante el planeamiento del funeral de su marido, una de sus mayores obsesiones debido  que no quería que la presidencia de JFK quedara en el olvido. Podría decirse que Jackie fue una de las responsables de la excelente labor de marketing que rodeó la huella dejada por Kennedy en la ciudadanía estadounidense.

Natalie Portman ha sido la elegida para encarnar uno de los papeles en los que más ha destacado su deslumbrante don para la interpretación. La modulación de su voz, la fragilidad en su sonrisa o la profundidad de su mirada, son algunos de los rasgos más conseguidos por la actriz. Con una gran elegancia y fuerza, Portman acerca la cara más íntima y humana de su personaje, mostrando una vez más su extraordinaria versatilidad.

movie_review1-1-323df3c1de6f314f
Jackie de Pablo Larín, 2017.

La banda sonora que acompaña a la protagonista lleva al espectador a los rincones más angustiosos y fríos de su mente, lo cual consigue impactar y estimular la empatía del espectador. La fotografía es un elemento muy cuidado que debido a la relección de unos escenarios y un vestuario tan adecuado al momento histórico, logra que las escenas sean agradables a la vista y se capten con fluidez. Quizá el último de los elementos a comentar sea el menos destacable,  ya que el guion, pese a tener fuerza en escenas determinadas, no logra mantener la tensión y la profundidad en todos los momentos que debería, pudiendo afectar con ello al ritmo de la película.

En definitiva, Jackie cuenta con varias características que hacen de este film algo seductor e inquietante de ver. Aunque la muerte de un presidente siempre es algo que puede dar lugar a morbosidad y sensacionalismo, en esta película los ojos no se fijan ni en la sangre que mancha el descapotable ni en la prensa que atosiga a la familia Kennedy; esta historia se centra en la lucha de una mujer infravalorada por la multitud que llevó con toda la entereza que pudo, el tiro en la cabeza y la muerte de su compañero de vida.

Anuncios